sábado, 9 de enero de 2010

Decís amarme... Pero tu único talento es saber insultarme.
¿Quién te entiende?

(Ya no me afectas!)